Recomendaciones y agradecimientos

Publicado en Oraciones durante un año.

Por favor, en caso de comenzar esta devoción comunicar a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y le ayudaremos anímicamente a llevarla a cabo. Ademas sus testimonios serán publicados en el apartado de testimonios y darán fuerzas a otras personas a llevar a buen fin esta devoción y permitir que se produzca un cambio real en su vida. Muchas gracias de antemano por la colaboración en la propagación de esta devoción. Dios se lo pague.

ALGO IMPORTANTE ANTES DE COMENZAR

  Les aconsejamos que soliciten ayuda a sus parientes que se encuentran en el purgatorio, pues ellos están muy interesados en que ustedes perseveren. Deben saber que el demonio estará siempre tratando de que fracasen. Cuidado con dejarlo para la noche, cuidado con la noche, a veces es imposible por los acontecimientos del día, pero traten de evitarlo todas las veces que puedan. Nos sucedió varias veces, sentados y vestidos pero ya muy entrada la noche, nos quedábamos dormidos en cada Avemaría, despertábamos y en la siguiente oración; lo mismo: tardamos tres veces el tiempo acostumbrado. En otras ocasiones, nos ayudó bastante cuando por el cansancio del día y por haberlo dejado para la noche, al sentir venir el sueño, con el dedo pulgar hacer la señal de la cruz, adelante, izquierda y derecha (en nuestra frente), se quita el sueños por algunos minutos pero luego vuelve. Esto hay que repetirlo sin dejar de  rezar las oraciones, toda vez que se necesite.

    No se desesperen si en ocasiones, mientras las rezan, se notan que están muy distraídos, sigan y terminen igual. Es válida.

Pero queremos contarles que al final lo logramos. ¡Ustedes también pueden!

 

Recomendaciones:

1.- Rezar antes del atardecer, si lo dejas para más tarde, luego puedes estar muy cansado por las tareas del día y es fácil que te olvides de rezar o te quedes dormido.

2.- El rezo de las oraciones te llevará unos veinticinco minutos, cuanto más compenetrado espiritualmente, menos tiempo lleva.

3.- Se rezan las quince oraciones cada día, no una oración cada día.

4.- En caso de enfermedad grave, puede rezarla otra persona al lado de la cama y el enfermo deberá ir repitiendo mentalmente. Solamente mientras se encuentre gravemente enfermo.

5.- Se reza ante un Crucifijo, en su defecto frente a una estampa de Jesús o con la mente puesta en su Divino Rostro y en sus Santas Llagas.