Promesas a quien cumpla esta devoción

Publicado en Oraciones durante un año.

LAS PROMESAS 

 

El Crucificado prometió a Santa Brígida los siguientes privilegios, con la condición de que ella fuera fiel a la diaria recitación del Oficio Divino. Y se garantizaban también a todo aquel que diga las oraciones devotamente cada día por el espacio de un año, las siguientes promesas: 

1.- Cualquiera que recite estas oraciones, obtendrá el grado máximo de perfección. 

2.- Quince días antes de su muerte, tendrá un conocimiento perfecto de todos sus pecados y una contrición profunda de ellos. 

3.- Quince días antes de su muerte le daré mi precioso cuerpo a fin de que escape del hambre eterna; le daré a beber de mi preciosa sangre para que no permanezca sediento eternamente. 

4.- Libraré del purgatorio a 15 miembros de su familia (algunas pueden ser del pasado, otras del presente y también del futuro).

5.- Quince miembros de su familia serán confirmados y preservados en gracia. (lo mismo).

6.- Quince miembros de su familia se convertirán. (lo mismo).

7.- Cualquiera que haya vivido en estado de pecado mortal por 30 años, pero si recita o tiene la intención de recitar estas oraciones devotamente, Yo, el Señor le perdonaré todos sus pecados. 

8.- Si ha vivido haciendo su propia voluntad durante toda su vida y está por morir (sin que la persona tenga el conocimiento que está por morir próximamente), prolongaré su existencia para que se confiese bien (confesión de vida).

 9.- Obtendrá todo lo que pida a Dios y a la Santísima Virgen. 

 10.- En cualquier parte donde esté diciendo las oraciones, o donde se digan, Dios estará presente con su gracia. 

 11.- Todo aquel que enseñe estas oraciones a los demás, ganará incalculables méritos y su gloria será mayor en el cielo. 

 12.- Por cada vez que se reciten estas oraciones, se ganarán 100 días de indulgencia. 

 13.- Será liberado de la muerte eterna. (no se condenará).

 14.- Goza de la promesa de que será contado entre los bienaventurados del cielo. 

 15.- Lo defenderé contra las tentaciones del mal. 

 16.- Preservaré y guardaré sus cinco sentidos. 

 17.- Lo preservaré de una muerte repentina. 

 18.- Yo colocaré mi cruz victoriosa ante él para que venza a sus enemigos. (Satanás y sus huestes).

 19.- Antes de su muerte vendré con mi amada Madre, la Santísima Virgen Inmaculada. 

 20.- Lo recibiré muy complacido y lo conduciré a los gozos eternos. Y habiéndolo llevado allí, le daré de beber de la fuente de mi divinidad ; cosa que no haré con los que no hayan recitado Mis oraciones.

 21.- Se le asegura que será colocado junto al Supremo Coro de los Santo Ángeles.